El Turismo Rural unas Estancias con sabor Rústico

Escapar de la monotonía y el estrés de la ciudad está de moda.

En pleno siglo XXI parece que las costumbres ancestrales vuelven y llaman la atención cada día más. La época en la que la naturaleza fue la protagonista, en la que lo natural primaba sobre lo artificial, parece que ha dejado huella y ahora vuelve a resurgir de sus cenizas urbanas para convertirse en un reclamo para miles de personas. Aunque los destinos clásicos se mantienen, el turismo rural es otra opción para el tiempo libre en un marco tradicional y campestre, es de lo más demandado.

La búsqueda de nuevas fórmulas de escape ha dado lugar a una forma de viajar sin necesidad de coger aviones. Una forma de hacer turismo para entrar en contacto con el lado salvaje de la naturaleza. Un original y relajante método de descanso. Entre sus objetivos se encuentran un acercamiento al entorno y a las costumbres del campo.

Esta modalidad de turismo va ganando progresivamente más adeptos entre la población urbana, que busca un contacto directo con el medio rural y la naturaleza.

Se trata de combinar estancias tranquilas en un marco a veces familiar, a veces de naturaleza; en ocasiones salpimentado con ofertas de salud o, por el contrario, aderezado con deportes de aventura.

Existen distintos tipos. Las tradicionales o típicas del medio rural suelen ser casas de la zona, como las de labranza. El alquiler de este tipo de viviendas puede ser completo, cuando se arrienda todo el edificio, o compartido con el propietario, el cual prestará una serie de servicios como el de la manutención.

Esta entrada fue publicada en Noticias Turismo Rural. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>