Santorini, el paraíso en el paraíso

Las islas griegas están consideradas como uno de los lugares más bellos del Mediterráneo, aunque técnicamente el agua que baña sus costas es la del Mar Egeo; y de entre todas las islas Cycladas, la que está considerada como “la joya” es Santorini.

Santorini es una preciosa isla en la que el blanco y el azul son los colores dominantes; que es diferente de todas las demás por su configuración geológica su belleza salvaje y única. Nació al hundirse la caldera de un enorme volcán, que dejó la isla, con forma de media luna y otros pequeños islotes frente a su bahía. Su capital es Thira y su principal puerto el de Acinios, pero sin duda, la ciudad más turística y exclusiva es Oia.

Oia (pronunciado Ia), es el pueblo más característico y mundialmente famoso de Santorini, un refugio turístico chic y exclusivo, frecuentado por artistas, diseñadores, arquitectos y sibaritas de todo el planeta. Está edificado al borde de la Caldera y su aspecto es el de una postal: preciosas casitas blancas, muchas de ellas excavadas en la roca del acantilado, entre las que sobresalen las cúpulas azules de las iglesias y destacan el azul turquesa de las piscinas.

En Oia podemos encontrar un buen número de alojamientos, la mayoría muy exclusivos, pero si nos proponemos destacar uno entre todos ellos, sería sin duda el distinguido Katikies Hotel, un espacio pegado al borde volcánico llamado la Caldera y que es un conjunto de casitas, puentes, terrazas y piscinas sobre el mar.

El Hotel Katikies de Oia está considerado como uno de los mayores ejemplos de elegancia y refinamiento de toda Grecia y, por que no, del mundo entero. Su aspecto exterior es el de un conjunto de casitas blancas, tachonadas de azul turquesa que son los espacios de estanques y piscinas, su interior, también dominado por el blanco, es un laberinto de arcos, bóvedas, pasillos abiertos al mar, piscinas y terrazas infinitas, jacuzzis con vistas impresionantes al horizonte. Un escenario perfecto para un descanso el disfrute de la belleza del paisaje.

El Katikies Hotel dispone de rincones exclusivísimos, como una azotea secreta que es un increíble mirador sobre la caldera en el que se sirven cenas privadas, para los huéspedes que quieren una mayor intimidad que la proporcionada por el restaurante situado en la gran terraza sobre la Caldera, el restaurante con piscina Kirini, especializado en menús frescos de temporada y en gastronomía mediterránea tradicional.

Hay multitud de cruceros por el Mediterráneo, cruceros desde Barcelona que os pueden llevar hasta esta fantástica isla de Santorini, y muchas otras. No os lo penséis dos veces!

Esta entrada fue publicada en Noticias Hoteles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>