Tres Parques históricos en Madrid

Madrid guarda un sabor a naturaleza e historia que se ve reflejado en la esencia de sus parques. Durante años han servido de escenarios para los amantes de la tranquilidad, la literatura, los paseos, el romance y el deporte.

Veamos algunos parques que son jardines naturales y han sido considerados conjunto histórico.

Casa de Campo

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

La Casa de Campo, es más que un parque, es un maravilloso jardín histórico abierto al publico.

Se encuentra situado al oeste de la ciudad, y forma parte del barrio homónimo.

Este parque nació de una casa de campo de origen renacentista. La misma fue propiedad histórica de la Corona Española, pasando en el 1931, hasta el día de hoy a estar abierta al público.

Parte de sus instalaciones son el Parque de Atracciones, el Zoológico, el Teleférico (que conecta la Casa de Campo con el Parque del Oeste, al otro lado del río Manzanares), espacios deportivos, entre otros.

El Parque del Retiro

Este maravilloso parque es un jardín histórico popular por ser uno de las atracciones turísticas más importante de Madrid.

En él se encuentran el Monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal, el Estanque Grande, el Parterre, la Puerta de Felipe IV, el Real Observatorio Astronómico y la Fuente de la Alcachofa.

Data de mediados del siglo XVII y formaba parte de una antigua posesión real hecha por el conde-duque de Olivares para disfrute de Felipe IV. Funciona como parque público a partir del 1767.

Está protegido como Bien de Interés Cultural dentro de la declaración de jardín histórico en la normativa española.

Parque del Oeste

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

Este parque se encuentra ubicado entre la carretera de La Coruña, la Ciudad Universitaria y el distrito de Moncloa.

Cuenta con lugares únicos y bellos como «Rosaleda del parque del Oeste», en la cual se celebra anualmente un concurso internacional de rosas. El Templo de Debod también se encuentra en esta zona.

Empezó a construirse en el 1893 y 12 años después quedó terminada su primera fase que abarcaba una superficie de unas 87 hectáreas, conocidas hoy como: calles de Moret, y Séneca, y el Paseo de Coches, en la actualidad Paseo de Camoens.

Fue campo de batalla durante la Guerra Civil española, con aperturas de trincheras y búnkeres, hoy en día se pueden apreciar desde su extremo norte. Pasada la Guerra su reconstrucción se terminó a finales de los años cuarenta.

Más tarde, se amplió ocupando partes del Cuartel de la Montaña, construyéndose La Rosaleda y el parque de la Montaña, ubicando en él el Templo de Debod.

Esta entrada fue publicada en Parques Históricos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>